UN MUNDO MEJOR ESPERA POR EMERGER

Hoy el mundo se encuentra en una encrucijada, por un lado, está seguir el camino que nosotros, la humanidad, hemos venido recorriendo desde hace ya siglos, generando los mismos resultados y  las mismas crisis de forma cíclica. Por cientos de años las sociedades han mantenido una única forma de ver el mundo, a ellos mismos y a los demás, las consecuencias de esto han sido devastadoras en cuanto a los resultados que hemos obtenido, hoy nos enfrentamos a diversas crisis en varios dominios de nuestra vida; la epistemología de la lucha que nos lleva a constantemente estar inmersos en debates, peleas, guerras y a dejar de lado a la gratitud por aquello que la vida nos regala, la crisis de la educación y el aprendizaje que separa el mundo estudiantil del mundo laboral de una manera casi irreconciliable, la crisis de pérdida de biodiversidad y de un enorme deterioro de la naturaleza en todo el planeta nos encaminan a nuevas crisis tal vez imposibles de manejar sin un cambio previo.

Cada vez se nos hace más pertinente un cambio de mentalidad tan profunda como nos sea posible, por mucho tiempo hemos luchado contra la pared de nuestras interpretaciones queriendo construir un mundo mejor desde la misma visión obsoleta. Albert Einstein dijo una vez «los problemas que hemos causado con este nivel de pensamiento, no podemos resolverlos con el mismo nivel pensamiento» esta es la clave de la solución y el camino para hacernos cargo de las inquietudes del ser moderno.

En este sentido, el coaching surge como un arte que nos sitúa en un sendero nuevo, esta disciplina aparece como un partero dispuesto a recibir esa nueva forma de vivir que, está a punto de emerger de todos los dolores que como sociedad vivimos hoy, dolores que son propios de un parto, del nacimiento de una nueva conciencia social, de una nueva forma de interpretar al mundo en el que vivimos, en fin, el nacimiento de un nuevo observador.

Como organización hemos decido ser parte de este momento de alumbramiento de la humanidad, ser un aporte hacia una sociedad que en conjunto sea un nuevo observador que se abra a espacios socialmente respetuosos, ecológicamente sustentables y espiritualmente plenos. Sostenido por conversaciones poderosas en las que seamos capaces de, juntos, diseñar el futuro que queremos vivir.

 

Les invito a realizar con nosotros este viaje de transformación, siempre bajo valores claros de amor, servicio, cuidado y compañerismo.

 

«El futuro no es lo que viene, es a donde nos llevan nuestras invenciones y decisiones de hoy»

 

Oliver A. Manrique

Master coach, Presidente y Fundador de Liderazgo con Propósito